Acabados de la madera

Existen una gran variedad de acabados de la madera y son especialmente importantes para proteger el mueble de los elementos externos y de aquellos daños que puedan producirse al utilizarlos. Así mismo, también juegan un papel importante en la decoración. Te explicamos todo lo que necesitas saber en este artículo de Soler Arellano Barcelona:

Acabados para muebles de madera

Es fundamental señalar que, los tipos de acabados de la madera, deben elegirse teniendo en cuenta el uso que vaya a tener el mueble, el tipo de madera utilizada o su ubicación, ya sea exterior o interior.

En los muebles de interior podemos aplicar una capa muy fina, casi imperceptible, para mostrar la madera con la mayor naturalidad posible. Sin embargo, debemos tener en cuenta que ello puede provocar que la suciedad penetre más fácilmente en los poros y que sea imprescindible realizar un mantenimiento regular. Para evitarlo, en ocasiones se apuesta por aplicar un acabado más grueso, sellando por completo los poros (lo que se conoce como imprimación), aunque ello implique que la textura y el color no sean tan naturales.

El acabado puede ser mate, satinado o brillante. Cuanto más brillante se desee el mueble, más capas se deberán aplicar de laca o barniz, realizando trabajos entre aplicación y aplicación para que se fije adecuadamente.

Los acabados que utilizamos en nuestro taller son:

  • Tintes para madera: ayudan a conseguir el color deseado.
  • Aceite de linaza: se requieren muchas semanas de trabajo pero permite un acabado duradero y natural.
  • Cera de abeja: producto totalmente orgánico que permite un acabado de la madera natural. Si no se combina con otros productos se deberá realizar un mantenimiento regular.
  • Laca o barniz: puede aplicarse a brocha o a pistola.
  • Barniz de poliuretano: resina sintética muy resistente al uso.
  • Goma laca: ofrece un acabado espectacular, aunque se debe evitar exponer el mueble al calor o la humedad.

Es importante señalar que, además de en muebles, estos también son acabados para puertas de madera. En definitiva, podemos utilizar cualquiera de los acabados de pintura en madera, aunque teniendo en cuenta ciertas consideradores. Por ejemplo: el nogal suele ofrecer muy buenos resultados con la cera.

¿Cómo se aplican los acabados de la madera?

Nuestra técnica favorita es la muñequilla, un proceso artesanal que permite aplicar la goma laca y los aceites con resultados inmejorables. En algunos casos también podemos utilizar brochas, pinceles, pistola o aerosoles. Dependerá directamente del tipo de acabado que se desee.

Acabados de madera para exteriores

Los cuidados y tratamientos para madera de exterior, como podrían ser los acabados en muros de madera, deben ser más exhaustivos, pues se exponen a las inclemencias del tiempo y resultan más vunerables. En estos casos podemos utilizar pinturas, esmaltes, barnices y, cuando se desee un acabado natural, aceites protectores. En cualquier caso, se aconseja aplicar varias capas para lograr buenos resultados. Seguiremos las intrucciones del fabricante, consultando así el envase del producto.

¿Deseas saber más acerca de los acabados de la madera que ofrecemos? ¿Estás pensando en restaurar un mueble con nosotros? Sigue navegando para descubrir qué servicios ofrecemos y no dudes en contactar con nosotros para recibir un presupuesto gratuito online.

Tipos de maderas para muebles

Existen muchos tipos de maderas para muebles y, dependiendo de dónde nos encontremos, nos será más o menos difícil encontrarlas. Si estás valorando la fabricación de un mueble personalizado, será imprescindible aprender a reconocer los distintos tipos que existen, sus características o los distintos usos que podemos aprovechar de cada una de ellas. Te lo explicamos todo en Soler Arellano Barcelona.

Tipos de maderas y sus características

A continuación mencionaremos los tipos de maderas para muebles más comunes, que podemos encontrar en aquellas zonas más prósperas de la industria del mueble. Podemos clasificarlas en maderas blandas, maderas duras y maderas especiales.

Así mismo, también mencionaremos algunos tipos de maderas que son tendencia actualmente, por ejemplo las que se utilizan para un acabado natural, las prefabricadas o las más finas. Para terminar, te explicaremos también qué son los tableros manufacturados, muy comunes.

Tipos de maderas blandas

Las maderas blandas pueden tener distintas características y, de forma general, se utilizan en la carpintería de taller, la elaboración de muebles y la construcción. No deben considerarse de calidad inferior a las maderas duras. Son las siguientes:

  • Álamo (género Populus): los más comunes son el chopo negro, el chopo blanco y el chopo europeo. Es muy económico, fácil de trabajar y se utiliza para el mobilirario de interior.
  • Okume (Aucoumea klaineana): es una madera flexible de textura lisa y de color pálido. Se utiliza para las chapas decorativas, para elaborar muebles y para la carpintería de interior.
  • Pino silvestre (género Pinus): se conoce también como secoya europea y es muy fácil de trabajar. Su veteado le ofrece un aspecto muy atractivo.
  • Pino de Oregón (género Pseudotsuga): se utiliza muy comúnmente en la construcción en Estados Unidos.
  • Cedro del Líbano (género Cedrus): se utiliza en la elaboración de muebles del hogar, como armarios o encimeras. Además, su aroma suele ahuyentar las polillas.
  • Picea (género Picea): es muy versátil y puede utilizarse para multitud de usos.
  • Tejo (género Taxus): se utiliza generalmente para la ebanistería más delicada, aunque es complicada de trabajar, es especialmente bonita.
  • Abeto (género Abies): destacan el abeto blanco y el abeto rojo. Se utiliza para la carpintería de interior, la elaboración de muebles económicos o para instrumentos musicales.

Tipos de maderas duras

Suelen ser más pesadas y complicadas de trabajar, las más utilizadas para la elaboración de muebles son:

  • Haya (género Fargus): es una de las mejores maderas para trabajar y permite el curvado al vapor. Se utiliza generalmente para elaborar sillas, aunque también otros tipos de asientos.
  • Roble (género Quercus): destaca por sus anillos anuales marcados.
  • Fresno (género Fraxinus): es más flexible que la madera anterior, aunque muy resistente, permit acabados curvados y atractivos.
  • Arce (género Acer): se utiliza para elaborar muebles, aunque también es frecuente su uso en los suelos. Es una madera dura y fina.
  • Cerezo americano (género Prunus): su color es muy atractivo y se utiliza comúnmente en la ebanistería.
  • Caoba (género Switenia): existen muchas variedades que ofrecen tonalidades muy distintas. Las maderas claras son más fáciles de trabajar que las maderas oscuras.
  • Nogal (género Julans): es muy apreciada para los trabajos delicados de enabistería, además, destaca su bonito color.
  • Teca (género Tectona): muy habitual para la elaboración de muebles nórdicos en los años 50 y 60.
  • Palisandro (género Dalbergia): es complicada de trabajar y muy valorada, por lo que se utiliza generalmente para elaborar adorno, incrustaciones y chapas.
  • Ébano (género Diospyros): de color muy oscuro, esta madera es muy complicada de trabajar. Es muy apreciada.
  • Padouk (género Pterocarpus): es dura y pesada, sin embargo, se trabaja muy bien. Es de color rojo encendido, aunque su exposición a la luz provoca que se se torne de color marrón oscuro.

Tipos de maderas naturales

Todas las maderas mencionadas en los dos apartados anteriores, tanto las maderas blandas como las duras, son consideradas maderas naturales. Para poder apreciar los colores naturales se utiliza un acabado más respetuoso y sencillo, que permita resaltar el color original de la madera.

Tipos de maderas prefabricadas

Por el contrario, las maderas prefabricadas, también conocidas como maderas industriales, son aquellas que están elaboradas a partir de los restos de las demás maderas. Las conocemos como contrachapados (láminas o hojas encoladas entre sí) o tableros aglomerados (virutas de madera encoladas con resinas sintéticas), aunque existen más tipos de maderas prefabricadas en el mercado. La calidad de estos muebles es inferior a la de los que están elaborados a partir de maderas naturales.

Tipos de maderas finas

Para terminar el artículo de tipos de maderas para muebles hablaremos de las maderas finas, es decir, las más delicadas y agradecidas a la hora de trabajar ebanistería. Son el fresno, la haya, el cerezo y la caoba. De forma general, son las que mejor resultado ofrecen, además de ser más duraderas, resistentes y bonitas.

¿Quieres fabricar un mueble personalizado? ¿Deseas saber cuáles son los acabados de la madera que realizamos y buscas un profesional experimentado? Sigue navegando para conocer todos nuestros servicios y consúltanos para recibir un presupuesto gratuito online.